Me gusta soñar

Me gusta soñar. Es bonito. No hablo de soñar despierto si no de soñar de verdad, de esos sueños tranquilos y refrescantes, de esos eventos maravillosos, con vida propia, que tengo por las noches o en las siestas del dia, de ese mundo irreal que visito a diario pero del cual conozco muy poco. He vivido mucho, también he soñado mucho, pero creo que a diferencia de mi vida, mis sueños siempre han sido agradables. Durante el día hay una parte dentro de mí que está inactiva mientras yo hago mis cosas. Pero en la noche empiezo a sentirla, empieza a despertarse, hace que baje mi ritmo, empieza a someterme, a hacerme sentir cansado, está impaciente queriendo salir. A veces, entre despierto y dormido veo a la parte de mí que sueña, veo a ese extraño compañero que habita en mi cuerpo, que vive conmigo, que duerme cuando estoy despierto, que despierta cuando yo duermo, que está impaciente por irse a soñar, ¿o a vivir?; siempre he sentido que soñar es como seguir viviendo. A veces quisiera alcanzarlo, acompañarlo, pero nunca me deja. Le temo un poco, me conoce más que yo mismo, así que me resigno, me conformo con lo que me da, así debe ser, cada quien a lo suyo, yo a vivir, él a soñar. Y entonces se va, está feliz de salir del encierro, me deja dormido, me deja contemplando sus sueños, esos sueños que a veces recuerdo y quedan en la memoria, esos sueños donde lo veo y me veo a mí mismo como un trotamundos, un turista nocturno, de paseo por los sueños, libre, feliz, sin preocupaciones, en un estado ideal. He llegado a sentir envidia de esa parte de mí que sueña, de esa manera que tiene de existir. Nunca podré vivir la vida como la he visto en mis sueños, estoy condenado a sólo recordarlos; pero esos sueños son un regalo, un descanso, un refugio diario. La parte de mí que sueña es todopoderosa, tiene una imaginación sin límites, es capaz de hacer cualquier cosa, de ver el futuro, de mostrarme lugares desconocidos, algunos de los cuales llego a ver años después, es capaz de disolver la realidad, de moldearla hasta mostrarme un sueño único, diferente cada noche. Tengo la sensación de que cuando yo muera, mi existencia no terminará del todo, de que seguiré habitando en ese mundo que sueño; tal vez las dos partes se unan al final, una parte de mí morirá pero la otra vivirá por siempre, ya completa,  soñando.

Published in: on 13 mayo, 2010 at 2:53 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://desdeotrarealidad.wordpress.com/2010/05/13/me-gusta-sonar/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: